lunes, septiembre 16, 2019

Empieza la cuaresma y con ella el tiempo de los preparativos.

Lo + leído hoy

Magna de Córdoba: toda la información, pasos y bandas participantes

¿Cuándo es? Se celebrará desde el 15 al 20 de septiembre de...

Jesús de Medinaceli saldrá en extraordinaria el próximo mes de octubre

En la jornada del día veintiuno de junio, los cofrades madrileños recibíamos una gran noticia que, sin...

La Virgen del Carmen atracó en los corazones de los baezanos

Un año más y en el transcurso de la novena que la Real Cofradía de Nuestra Señora...
Booking.com

Nuestras cofradías empiezan a desembalar sus enseres, reparar sus desperfectos y limpiarlos. Comienza la época de mayor número de montajes de altares, mayor ajetreo en nuestras casas de hermandad, interminables colas para los besapiés, gran cantidad de presentaciones de carteles, conciertos de bandas, ensayos de cuadrillas y mientras los templos vacíos.

Tenemos que ser consciente que los preparativos propios de la cuaresma no solo se refieren a los enseres y vestimentas de nuestras cofradías, sino también a que nos preparemos nosotros.

Para eso tenemos que recordar que tres son los pilares de nuestras hermandades: cultos internos, cultos externos y caridad. Si no participamos de cada uno de ellos, no le daremos verdadero sentido a nuestro fin en una hermandad. Por lo que durante todo el año y especialmente en cuaresma, tenemos que trabajar en fortalecer estos pilares.

La caridad no solo es para Navidad, donde la gente se hace más solidaria. Todo el año existe gente necesitada de alimentos, ayuda o simplemente compañía, para no verse atrapado en la soledad. Seguro que desde la vocalía de caridad de tú hermandad, te ofrecerán diferentes modos para colaborar con ellos, tanto económicamente como ofreciendo vuestro tiempo o trabajo.

Durante estos cuarenta días que nos separan de la Semana Santa, tenemos que prepararnos por dentro y no solo por fuera, por eso desde aquí animar a asistir a los cultos internos de nuestras hermandades; cada triduo, quinario, septenario o novena, son unos días que nos proporcionan las hermandades; en los que reunidos entorno a nuestros titulares,  nos ayudaran a que nuestra estación de penitencia sea mas productiva y tenga un mayor sentido.  Con estos cultos, conseguiremos lo mismo que las priostías con los enseres, encontrar nuestras imperfecciones y limpiarlas gracia a la penitencia propia de la protestación publica de fe, en la que participamos.

La cuaresma es el tiempo en el que los hermanos de las diferentes hermandades nos acercamos a las casas de hermandad a por nuestras papeletas de sitio. Y si no estás seguro de sacar la papeleta y vestirte de hábito, recuerda que bajo el anonimato que te da el capillo podremos estar, en una conversación continua con nuestro titular que durará varias horas y  que sin duda será muy productiva y reconfortante.

Así que animaros a vestir hábito y darle verdadero sentido a uno de los pilares de una hermandad, acompañar a nuestro titular en los cultos externos.

Cofrade granadino y del resto de España, no tiene sentido ver pasar nuestro Cristo, Virgen o San Juan en el paso y mientras nosotros de espectadores en la acera con la medalla colgada. Al contrario, no debería ser un orgullo el verlos, para eso ya encontraremos videos y fotografías; es una vergüenza llenar las aceras de cofrades de las hermandades de ese día, porque esa medalla te delata frente al resto de espectadores. Ellos pensaran que algo malo ha pasado para que tu estés con la medalla por la calle o que simplemente no has querido acompañar al titular y lo has dejado solo, recordando la soledad que Cristo sufrió en la cruz, rodeado solo de su madre, San Juan y Santa María Magdalena, El, que días antes se veía rodeado de multitud de personas en su entrada a Jerusalén.

Pero eso sí, si vistes de habito, de mantilla, de acolito o diputado de calle, recuerda que no salimos en los cortejos para lucimiento propio, es decir, olvídate de maquillajes exagerados, uñas pintadas y pendientes grandes. No vayas buscando a conocidos para saludarlos y que te vean dentro del cortejo, céntrate en tu oración personal y disfruta cada minuto de ella, ya que nunca se sabe cuando será el ultimo año que puedas participar en la estación de penitencia, debido a tu edad o condición física.

Por todo esto solo me queda recordar la frase del mismo Cristo “coge tu cruz y sígueme”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Publicidad -

Últimas noticias

Procesión Triunfal de La Divina Pastora y Santa Marina

La Divina Pastora de las Almas y Santa Marina, realizaba el pasado domingo 15 de septiembre su...

El barrio de San Martín celebró la Exaltación de la Santa Cruz

La parroquia de San Martín junto con las instituciones de la parroquia, conmmemoraron este fin de semana la Exaltación de la Santa...

Ecos huertanos para la Virgen del Rosario de Murcia

El pasado domingo 8 de Septiembre, Ntra. Sra. del Rosario recorrió las calles del centro de Murcia en rezo del Santo Rosario...

El luto por Álvarez Duarte

El popular imaginero Luís Álvarez Duarte ha fallecido a los 70 años de edad tras sufrir un ictus el 8 de septiembre y...

Pinceladas de luz sevillanas para Madrid

La artista Nuria Barrrera presentó el cartel de la salida extraordinaria de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli. Redacción y...
- Publicidad -

Más artículos que es posible que te gusten